• Histórico triunfo del Frente Antiburocrático y de la izqueirda en docentes de Neuquén

    Data:2012.11.01 | CategoríaDocentes, Neuquén | Etiquetas: ,

    Con el FURA recuperamos ATEN para los trabajadores

    Por Graciela Frañol, Candidata electa del FURA a la secretaría de DD.HH. de ATEN Capital

    Con una diferencia aplastante, el Frente Único Para Recuperar ATEN se impuso en las elecciones de la Asociación de Trabajadores de la Educación de Neuquén (ATEN), desalojando de la conducción provincial, de Neuquén Capital y las principales seccionales al oficialista Frente de Unidad Sindical (FUS), expresión del kirchnerismo dentro del gremio, que recibió el repudio de las bases por sus métodos burocráticos y su política conciliadora con el gobierno.

    Al cierre de este número de La Verdad Obrera, el FURA ganaba cómodamente por 2960 contra 1632 del FUS, imponiéndose ampliamente en la seccional capital por 904 contra 271 votos del FUS. También ganó el FURA con amplia diferencia en las principales seccionales como Zapala, Centenario, Cutral Co y Plottier. El FURA, encabezado por Daniel Huth a nivel provincial, está integrado por las agrupaciones Azul-Lila, Rosa, Indigo, Ambar, Negra, Turquesa, Marrón, Colorada, Gris, Malva-Borgoña, Transparente, Colorada, Verde, Roja y Negra. Con este triunfo antiburocrático sufre un duro golpe la política kirchnerista de dividir y cooptar las organizaciones sindicales, cuyo principal representante en Neuquén es el FUS y es un punto de apoyo a nivel nacional para todos los trabajadores/as que luchan por recuperar sus organizaciones.

    El triunfo del FURA ratifica las batallas de la oposición en los últimos dos años

    El FURA se conformó con la mayoría de las agrupaciones que sostuvimos el activismo del sindicato en estos dos años de política de vaciamiento llevada adelante por la conducción del FUS, alineada automáticamente con el gobierno nacional y subordinada al gobierno provincial de Sapag. Desde la Asamblea de Memoria y Balance de Chos Malal a mitad del año pasado, en la que impusimos el rechazo a la política del FUS y la Celeste, hasta el actual triunfo del FURA, los trabajadores de la educación nucleados en la oposición al FUS, dimos importantes peleas como la campaña en rechazo a la ley de educación del MPN llevada adelante por la banca del FIT junto a las seccionales opositoras, que logró a principios de año que esa ley privatista a tono con la política del kirchnerismo, que el MPN tenía como prioridad para votar este año, se dejara para 2014, asestándole una derrota a la política del partido provincial contra la educación pública y los trabajadores docentes. Integran el FURA las agrupaciones que junto con estas peleas, dimos la lucha contra la resolución 935 de titularización masiva, que introduce la precarización laboral y la sobrecarga horaria de los docentes, presionando a los docentes a “titularizar” en esas condiciones, lo cual fue rechazado por las asambleas de base; las agrupaciones y seccionales que se movilizaron y pararon junto a los auxiliares de servicio y los gremios nucleados en la CTA. Integran el FURA las agrupaciones y seccionales que mantuvimos el reclamo por juicio y castigo a Sobisch y todos los responsables del fusilamiento de Carlos Fuentealba, las agrupaciones y seccionales que motorizamos la “desobediencia” masiva contra el gobierno de Sapag que quería impedir la realización de la última jornada unificada, las seccionales y agrupaciones que apoyaron a los compañeros de la Marrón ceramista en las elecciones del SOECN y levantan las banderas de un plan de lucha en común por todos los reclamos de los trabajadores. No es casual que la mayoría de las agrupaciones que integran este Frente forme parte o simpatice con el Frente de Izquierda y los Trabajadores, colaborando activamente con las iniciativas de la banca del FIT y viceversa.

    Este triunfo del FURA constituye una derrota aplastante de la conducción burocrática del FUS, que intentó hacer en dos años lo que el MPN no pudo hacer durante tres décadas: vaciar de participación el sindicato y convertirlo en una organización burocrática como la mayoría de los gremios. Contra esta política, la base de ATEN votó recuperar la tradición de tomar las decisiones en asamblea, las banderas de la lucha por salario y por la educación pública, las banderas de unidad con todos los trabajadores y la independencia política respecto de todas las variantes burocráticas y patronales. Una dura lección para el kirchnerismo y sus aliados del gobierno provincial.

    Pero también fue una dura lección para el “frente” conformado por la Fucsia (IS) y la Púrpura (POR) que en la seccional capital dividieron la oposición al FUS sin ninguna diferencia de programa seria y solamente por el afán electoralista de su candidata Angélica Lagunas, que se retiró del FURA por no poder imponer como un ultimátum su candidatura a secretaria general de la seccional capital. Esta lista apenas superó por unos 29 votos a la desprestigiada Naranja de Gustavo Aguirre y quedó muy lejos del FURA. La Naranja se dividió en dos, yendo el sector encabezado por Daniel Huth dentro del FURA, y el de Aguirre por fuera, con una campaña abiertamente contra la izquierda. De hecho, éste fue el punto central de su ruptura, ya que este sector no quería ser parte de un Frente con la izquierda como el FURA. La fuerte campaña militante que desarrollamos los integrantes del FURA escuela por escuela nos permitió derrotar a la burocracia del FUS, tanto como a las listas macartistas y divisionistas.

    ATEN vuelve al centro de la escena provincial

    Nuestro sindicato fue históricamente uno de los pilares de la oposición social al MPN. Hemos protagonizado luchas que hicieron temblar al partido provincial, como la que libramos contra la Ley Federal de Educación en 1997. En 2003 paramos y nos movilizamos masivamente para defender Zanon contra los intentos de desalojo. En 2006 hicimos piquetes en común con los trabajadores petroleros en Rincón de los Sauces y los cortes en la destilería de Plaza Huincul que fueron reprimidos por la patota de “cascos amarillos” del MPN. Llevamos adelante la durísima huelga de 2007 en que fue fusilado nuestro compañero Carlos Fuentealba, al que respondimos con una movilización masiva que obligó a Sobisch a escapar de la casa de gobierno vestido de policía. Durante los últimos dos años, la conducción del FUS buscó liquidar esta tradición combativa, asamblearia y de lucha. Pero no pudieron. Esta victoria del FURA nos pone a todos sus integrantes ante la responsabilidad histórica de volver a poner en pie el sindicato para luchar por los reclamos de los trabajadores de la educación, defender la educación pública junto a nuestros estudiantes y la comunidad y unirnos con estatales y ceramistas bajo las banderas de una lucha común.

    Desde la Agrupación Negra en el FURA, como parte de esta nueva dirección que es una novedad en ATEN, por la confluencia de agrupaciones antiburocráticas con la izquierda clasista, tomamos este triunfo como un punto de apoyo en la pelea por avanzar en los sindicatos contra la burocracia, a la vez que combatimos las tendencias corporativas y batallamos por la unidad de los trabajadores. En la provincia de los obreros de Zanon y el Sindicato Ceramista, haber recuperado ATEN para los trabajadores con el FURA (donde la amplia mayoría de sus agrupaciones apoyó en las últimas elecciones a la conducción Marrón ceramista, incluído Daniel Huth, nuevo Secretario General, que participó del acto de asunción del SOECN) abre la posibilidad de desarrollar más fuertemente la unidad entre un sindicato con gran tradición de lucha como ATEN y el Sindicato Ceramista, ejemplo del clasismo.