• Ni el 8N de la DERECHA – Ni el 7D OFICIALISTA / 20N – TODOS AL PARO, CORTES Y PIQUETES POR LOS RECLAMOS OBREROS Y POPULARES

    Data:2012.11.19 | CategoríaBuenos Aires, Capital, Estatales, Nacional | Etiquetas: ,,,,,

    Exijamos continuidad, por un verdadero Plan de Lucha Nacional

    Declaración votada en el Plenario Abierto de la Agrupación Marrón Clasista el pasado 16 de Noviembre, con la presencia de decenas de compañeras y compañeros de distintas reparticiones estatales, del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de la administración Nacional. Además de estar compañeras del INDEC, CNEA, CNC, Parques Nacionales, Medio Ambiente y Espacio Público, Ministerio de Ciencia, Ministerio de Trabajo, Planificación, Desarrollo Social de Nación, Dirección General de Música, BAP, Ciudadanía Porteña, RUB, Sistemas de Desarrollo Social GCBA, Estadística y Censos GCBA, Medio Ambiente, Consejo de los Derechos de los Niños, las Niñas y Adolescentes, Ministerio de Educación GCBA, Teatro San Martín, entre otras; contamos con la presencia de una compañera despedida de Fábrica Alimenticia Soriano.

    El anuncio de Cristina por cadena nacional de eliminar, sólo por una vez en el próximo aguinaldo los aportes de “ganancias”, por un lado, es un “reconocimiento” del robo al salario que éste impuesto significa, y por otro, es una farsa, al pretender paliar las demandas de los trabajadores con un pequeño parche que, sólo le corresponde a una parte de los asalariados, como intento de adelantarse a los efectos que pueda producir el paro de la CTA Michelli y la CGT Moyano. Esta medida se da, sobre todo, para tratar de recuperar base de apoyo en un momento crítico de su gobierno y como respuesta a la salida a la calle de las clases medias altas en el reaccionario 8N.

    Tanto Cristina Kirchner, como la oposición patronal de Macri, Binner y el resto de los gobiernos provinciales, estén alineados con el gobierno nacional o no, mantienen la precarización laboral, el impuesto al salario, y la negativa a solucionar las demandas estructurales de las familias trabajadoras y pobres como la educación, la salud y la vivienda. Como parte de su defensa de los empresarios a los que subsidia, garantizando sus ganancias extraordinarias y principalmente las de los monopolios imperialistas, se explica este giro a la derecha del gobierno nacional. Repasemos: el impuesto al salario, la precarización laboral (al 54%), las paritarias a la baja, el ajuste en las provincias, el decreto 324 anulando las bonificaciones a los estatales nacionales, mientras a nuestro salario se lo carcome la inflación. Agreguemos el siguiente dato: el sector público percibe el salario real por debajo de los niveles del 2001, aún habiendo pasado por casi 10 años de crecimiento económico récord y mientras los empresarios “se la llevan en pala”, como confesó Cristina.

    Los acuerdos pactados por CFK y Macri son todos contra los trabajadores. Desde la Ley reaccionaria de ART -un negociado basado en la superexplotación y la muerte de vidas obreras-, aplaudida por la UIA y que representa incluso un retroceso a las políticas menemistas; hasta los negocios inmobiliarios en las zonas del Hospital Borda y la Isla Demarchi, que favorecen a los grandes capitalistas de la construcción. Pero la oposición de centroizquierda, la construcción política de De Gennaro, no se queda atrás. En los últimos días se votó el presupuesto ajustador promovido por Scioli, que además de contar con el apoyo de toda la derecha, tuvo el apoyo de 9 de los 10 legisladores del FAP, con la paradoja que en la puerta estaban protestando contra el ajuste los trabajadores de ATE.

    La verdadera “sintonía fina” se expresa en los más de 5000 luchadores procesados, en la represión de los gendarmes de Berni a los desocupados en la Panamericana, o en la Gral Paz a los trabajadores del INTI, en la persecución y espionaje con el Proyecto X con los trabajadores de Kraft, en la Ley antiterrorista que impuso la presidenta.

    Ante esta realidad, asistimos a un agotamiento del modelo kirchnerista y a una disconformidad creciente entre los trabajadores y el pueblo en general, aunque todavía no se exprese en luchas masivas, y esto es gracias al aporte de las burocracias sindicales oficialistas, como la CGT Balcarce o la CTA de Yasky, incapaces de levantar una sola bandera de los trabajadores. Pero también conocemos que, tanto Michelli como Moyano, se encargaron de que este paro no tenga la contundencia que se merece, ya que cada uno está abocado a sus proyectos políticos, uno con el FAP y otro con el PJ.

    Sobran los motivos para que convoquen a un verdadero paro nacional, que sea el principio de un plan de lucha contundente. Lo contrario a lo que fue el contexto de organización de este paro, en donde se dio la inédita situación de que los convocantes escondían ¡hasta la fecha de la medida!, que sólo se percibía por rumores periodísticos, y ni siquiera se conocía cuál sería la modalidad. Por eso, llegamos a un paro sin preparación previa, sin asambleas de base, ni sabiendo cómo serán los piquetes de ruta y de puentes que vagamente anuncian por los medios.

    Desde la Marrón Clasista planteamos una perspectiva opuesta para que el paro sea efectivo. Por eso, insistimos con esta idea en el plenario de la CTA capital y en el de ATE, como en las asambleas, con mandatos de base como en la Dirección de Música, y lo difundimos a miles en nuestra convocatoria al plenario de la Agrupación. En todas partes expresamos que, este paro no debería ser una medida aislada, sino el inicio de un verdadero plan de lucha para imponer nuestras demandas. Para esta perspectiva, había que empezar por impulsar asambleas en cada lugar de trabajo, cosa que la directiva de ATE se negó a hacer, al igual que un plenario de delegados, pero abierto a todos los activistas, con asambleas de base para CONSTRUIR UN VERDADERO PARO ACTIVO NACIONAL Y CON MOVILIZACIÓN.

    En el estado nacional, los trabajadores tenemos que lidiar permanentemente con la directiva y las patotas de UPCN, oficialistas hasta los tuétanos, por eso la convocatoria a asambleas de base abiertas a afiliados de UPCN y no afiliados, es clave para avanzar en la contundencia con el paro y socavar el reinado de esta directiva socia de las autoridades kirchneristas. Por otro lado, en la ciudad, los trabajadores padecemos a la directiva de Sutecba, que deja librado a su suerte a los precarizados, negocia a espaldas de los trabajadores paritarias a la baja al servicio de Mauricio Macri. O te manda la patota, cuando los trabajadores nos organizamos, como en el caso de los precarizados del BAP. Sin embargo, hace unos días con cartelitos casi invisibles, convocan este paro del 20N, más por un acuerdo en la CGT moyanista, que por dar una pelea verdadera por conquistar las reivindicaciones de los laburantes. Pero es la oportunidad de organizar por las bases en asambleas comunes un verdadero paro en la ciudad, como así también, abrir el camino de unir las bases de los trabajadores de la ciudad para exigir un verdadero plan de lucha nacional y que sea contundente, organizado en asambleas comunes de trabajadores de todos los gremios.

    Ante la metodología, que las directivas de la CTA / CGT, dieron a los cortes programados, somos claros: Toda huelga que pretenda ser efectiva, debe parar la producción y la circulación de mercancías para poder afectar los intereses de los explotadores.

    En los cortes, organicemos un bloque clasista y antiburocrático, que imponga los reclamos de todos los trabajadores, independiente de todas las variantes patronales. Rechacemos las alianzas con patrones, como nos quieren imponer la CTA Michelli con la Federación Agraria, y levantemos nuestras propias demandas: la eliminación de la Ley de ART, del impuesto al salario, por el pase a planta permanente de todos los precarizados, por el 82% móvil para los jubilados, por un salario igual a la canasta familiar indexado por la inflación, por la jornada de ocho horas para los trabajadores de la ciudad y el campo, la eliminación del trabajo en negro y esclavo, por jardines en cada lugar de trabajo, por la vivienda, salud y educación. También hay que incluir una demanda muy sentida por la mayoría de la clase obrera: el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. En definitiva, llamemos a todas las internas y agrupaciones combativas, clasistas y de izquierda a que esta pelea sea el inicio de un Plan de Lucha Nacional.

    Quienes integramos la Agrupación Marrón Clasista, que somos parte de ATE y la CTA, venimos construyendo esta perspectiva en todos los lugares de trabajo. Somos parte del conocido “sindicalismo de base” junto a ejemplos clasistas, como los obreros ceramistas de Neuquén o los trabajadores de Kraft. Y peleamos por barrer a estas direcciones que hoy son un freno para que los trabajadores peleen por sus demandas. Por eso necesitamos sindicatos sin burócratas y aspirar a conformar una herramienta política propia, un partido de trabajadores sin patrones, para que seamos los trabajadores junto al pueblo pobre que demos nuestra propia salida de clase, para que la crisis no la paguemos nosotros, sino quienes las generaron, los capitalistas.

    AGRUPACIÓN MARRON CLASISTA
    ATE    –    EN LA BERMELLON    –    CTA
    Facebook: /la.marron.clasista.ate    /    Twitter: @marron_ate_cta