• Astillero Río Santiago / Bronca con el aumento del Gobierno

    Data:2013.05.19 | CategoríaBuenos Aires, Estatales | Etiquetas:

    Con dos asambleas generales masivas se abrió la discusión sobre las paritarias 2013 en Astillero Rio Santiago. El Gremio llegó a la primera con la misma propuesta  que el Gobierno Provincial pretende para el conjunto de los empleados públicos, un insuficiente 22.6% repartido en tres cuotas. Esto fue rechazado ampliamente por los trabajadores que votaron en contra de la propuesta del Gobierno que el gremio fue a defender, dando lugar a una segunda instancia de discusión. En esta misma asamblea a propuesta de La Marrón se votó la movilización que  se realizó luego al Ministerio de Economía en rechazo a la oferta.

    Luego de varios años la dirección del gremio recibió un duro revés, originado en el descontento de cientos de compañeros sobre todo en los nuevos jóvenes trabajadores del ARS.

    Para revertir esta situación la conducción de la Blanca reunió a decenas de contratados extorsionándolos con el anuncio de pase a planta y las categorías, a cambio del apoyo para que salga su propuesta.

    Así llegamos a la segunda asamblea donde la directiva de ATE desplegó una campaña de desprestigio contra los delegados paritarios. Desde La Marrón dejamos en evidencia la provocación de la conducción planteando que cuando decían que no se podía, el ARS salió a la lucha de todas formas y por eso hoy permanece abierto. Además de hacer un llamado a la unidad de los trabajadores para defender lo conquistado frente a los tiempos de ajuste que se vienen.

    La conducción del gremio viendo que nuevamente iba a ser derrotada en asamblea, recurrió a una serie de maniobras, cortando la lista de oradores y haciendo votar la propuesta hasta que dijeron que había salido a favor. Hoy se respira bronca y disconformidad en un amplio sector de la fábrica que no acompaña la propuesta miserable de aumento, impuesta con los métodos burocráticos de la Blanca.

    Cientos de obreros jóvenes que participaron de estas asambleas se fueron con un profundo sentimiento de rechazo por esta política de los dirigentes del sindicato. Fueron testigos presenciales de los ataques a la oposición, del chantaje a los compañeros contratados y de la fraudulenta votación de una paritaria que no satisface a nadie.

    Estos jóvenes obreros del ARS marcan el inicio de un proceso antiburocrático, fortaleciendo la perspectiva de La Marrón de seguir construyendo una agrupación clasista y antiburocrática.