• ATE paralizado, con la directiva dividida y enfrentada

    Data:2013.10.03 | CategoríaBoletín Capital Marrón Clasista | Etiquetas: ,

    ATE paralizado, con la directiva dividida y enfrentada
    ORGANIZAR DESDE ABAJO LA RECUPERACIÓN DE NUESTRO SINDICATO

    Hace años se viene profundizando una división en la directiva verde de ATE que recorre todo el sindicato, las juntas internas y debilita todas nuestras luchas.

    La división se da por el posicionamiento político de los distintos sectores de la Verde, entre quienes apoyan al gobierno nacional y no quieren pelear por los derechos vulnerados por los ministerios de CFK. Y quienes apoyan las variantes de centroizquierda como el UNEN, FAP o Camino Popular. Desde la verde dicen tener diputados de la CTA, para lo que hacen alianzas con quien sea para llegar, hasta con Binner o hasta apoyando a los empresarios del campo. Ahora bien, las demandas de los estatales las dejan en un segundo plano por estos intereses políticos ajenos a los trabajadores. Y esta división recorre todo el gremio de la mano de la directiva verde, donde cada interna responde a cada sector o internas disputadas entre ambos sectores, mientras los que queremos unidad para luchar por nuestros derechos, nos vemos día a día inmersos en esta disputa ajena a los trabajadores. La directiva no se va a volver a unir, quieren consensuar a espalda de los trabajadores, nunca que los trabajadores decidan. Y así mantienen a nuestro sindicato en la paralisis. Así es que cada uno de estos sectores verdes, marcan una agenda de demandas y lucha según el interés político de cada sector. Ya ni siquiera se pueden realizar plenarios de delegados unificados y cada conflicto se encuentra con este escollo. Este año ni por las paritarias se logró luchar, mientras UPCN y SUTECBA, entregan nuestras demandas.

    Mientras los compañeros de distintas agrupaciones que nos encontramos en todas las luchas contra la persecución y represión del macrismo, contra las patotas de UPCN y SUTECBA, contra la precarización laboral tanto en la ciudad de Macri como en el estado nacional de Cristina, u otras luchas, no encontramos eco en la directiva. Por eso debemos buscar un camino de unidad y lucha para recuperar nuestro gremio. No alcanza con encontrarnos en cada lucha, debemos imponer un Congreso de Delegados de Base o Asamblea General de toda la seccional para armar una agenda de lucha y para renovar los estatutos que democratice a nuestro gremio, permitiendo minorías en la directiva, que los dirigentes vuelvan a trabajar y donde las asambleas manden, que sea un escudo contra este manejo burocrático. Para ello necesitamos fortalecer una alternativa combativa, antiburocrática y clasista, para recuperar las juntas internas, acabando con falsos consensos e imponer un método democrático donde sean los trabajadores los que decidan su destino, en el camino de recuperar a ATE para la lucha, contra nuestros patrones, los gobiernos nacionales y de la ciudad.