• LEDESMA – JUJUY: Ellos negocian cargos por arriba, las porteras luchan por abajo.

    Data:2011.04.21 | CategoríaEstatales, Nacional | Etiquetas:

    La Hora de Jujuy: PTS: “Ellos negocian cargos por arriba, las porteras luchan por abajo”

    Por: Gabriel Brizuela , Miguel López

    Mientras los patrones forcejean por los cargos en la lista del PJ para las próximas elecciones, las más de trescientas porteras de las escuelas de Ledesma luchan por el pase a planta permanente y contra la precarización laboral impuesta por el gobierno y la complicidad de las direcciones sindicales.

    La burocracia les allana el camino a los de arriba

    El pacto entre las direcciones sindicales estatales y el gobierno provincial demuestra que las burocracias han potenciado su rol de rueda de auxilio del régimen provincial. A través de ese acuerdo, el gobierno concedió el blanqueo de las sumas en negro del salario, que terminará de hacerse efectivo dentro de 2 años, cuando de seguro el gobierno ya haya agregado nuevas sumas en negro a los bolsillos de los trabajadores carcomidos por la inflación galopante. No les bastó con pactar un aumento salarial del 27% cuando se avizora una inflación superior al 40% anual, ni con ceder a los avances del gobierno contra el derecho a huelga, descontando de los salarios los días de paro. Tuvieron que completar su traición con esta última negociación a espalda de las bases.

    En las alturas del régimen, una vez disipada la presión de la burocracia sindical, se podría decir que el PJ marcha confiado y holgado hacia las elecciones, ante la falta de una oposición de peso ya que el jefe del peronismo pactó con el jefe de los radicales garantizarse mutuamente la gobernación (para el PJ) y la intendencia de San Salvador (para la UCR).

    La lucha interna por los cargos

    Pero no. El PJ es preso de una lucha intestina por ver qué sector patronal se queda con la candidatura a gobernador y con más puestos para diputados y senadores. Posiblemente la candidatura a gobernador de Fellner, que se fortaleció por el apoyo público de la dirigente de la Túpac Amaru Milagro Sala, reordene el reparto del resto de los cargos en la lista del “partido de los patrones”. Pero una de las preocupaciones del gobierno para llegar confiado a Octubre, y cumplir su objetivo de mantener el mando en sus manos, no radica sólo en la pelea entre empresarios y políticos profesionales al interior del PJ, sino también en derrotar cuanto antes las luchas que dan los de abajo.

    Las porteras retoman la lucha por el pase a planta permanente

    Las porteras de las escuelas del departamento de Ledesma son las protagonistas de una huelga que pone al desnudo al Estado precarizador. Algunas trabajan hace 13 años en negro. Una de ellas nos comenta que trabaja “hace 10 años en la escuela y los primeros 6 años cobramos $150”. Otra compañera afirma que están “cobrando hoy en día $750 por Nación y $150 por la provincia. A mí $900 no me alcanzan, tengo chicos en la secundaria, el salario me lo quitaron. Yo le pregunto al gobernador y a la ministra, ¿cómo piensan que nos podemos sostener nosotras y nuestras familias con $900?”.

    La lucha de las porteras pone al desnudo la pura demagogia de Cristina Kirchner y su discurso de “inclusión”, ya que el gobernador kirchnerista Barrionuevo emplea miles de trabajadores en negro. Los salarios de hambre que ellas denuncian le sacan la careta al gobierno que se autodefine de la “redistribución de la riqueza” y llama al pueblo a “profundizar el modelo”. Con esto queda claro que CFK llama a “profundizar el modelo” que condena a cobrar $900 a las porteras, cuando para no caer en la pobreza una familia tiene que tener un ingreso superior a $2.219. Mientras el gobierno subsidia con millones a los empresarios del tabaco, exime de impuestos por 10 años a la producción de bioetanol del monopolio Ledesma y cobra exiguos impuestos a las multinacionales mineras.

    Contra ese “modelo” que condena al trabajo en negro y salarios de hambre a millones, mientras un minoría de empresarios y funcionarios se llenan los bolsillos, hoy se ponen en pie de lucha las porteras exigiendo el pase a planta permanente. Ellas aseguran que “si en la lucha anterior fueron sólo promesas las que se dieron, esta vez no va a ser así. Que prometan todo lo que quieran, no vamos a levantar, queremos una solución inmediata. Exigimos directamente ser titular, que no nos tiren migajas, que no nos vengan con promesas que nos van a dar el cielo y la tierra. Nosotras queremos la titularidad”.

    Si ellas ganan, gana toda la clase trabajadora

    Las porteras de Ledesma llevan 14 días de huelga, con tomas en la sede zonal del Ministerio de Educación y en la mayoría de las escuelas del departamento. La huelga ataca uno de los pilares del régimen: el trabajo en negro. En la provincia hay un 42,7% de trabajadores no registrados, siendo el Estado el principal empleador en este rubro. Si se rodea de solidaridad obrera y popular esta lucha y se logra torcerle el brazo al gobierno, conquistando el pase a planta de las más de 300 compañeras, el conjunto de los trabajadores se encontrarán en mejores condiciones de dar pelea para terminar con el trabajo en negro y los salarios de hambre.

    Desde las bases hay que exigirle a las direcciones de los sindicatos que abandonen el acuerdo de paz social con el gobierno y llamen a un paro provincial para que triunfe la lucha por el pase a planta permanente de todas y todos.