• Fortalecer el clasismo para recuperar ATEN

    Data:2012.07.07 | CategoríaDocentes, Neuquén | Etiquetas:

    DESPUÉS DEL PRIMER TRIUNFO CONTRA LA LEY DE EDUCACIÓN PROVINCIAL

    Por: Yazmín Muñoz

    El fin de semana pasado la vicegobernadora Pechen anunció que el proyecto de Ley de Educación Provincial del gobierno recién lo van a poner en discusión en 2014. Este retroceso del MPN, que pasó de decir que la ley se votaba “sí o sí” este año, a flexibilizar los plazos, para finalmente anunciar que van a intentar votar la ley dentro de dos años, es un importante triunfo de la oposición de ATEN y la banca del FIT, quienes impulsamos una campaña común en las escuelas y en la calle.

    Pero también es una derrota de la conducción de ATEN Provincial, el FUS, quienes se jugaron a “reformar” de la mano de la oposición kirchnerista (el PJ y el MUN) este proyecto de ley, que es en definitiva una adecuación provincial de la ley nacional.

    Este primer triunfo obtenido debe ser un punto de apoyo en la pelea por recuperar ATEN para los/as trabajadores/as de la educación, echando a la burocracia del FUS.

    Dos estrategias para recuperar ATEN

    Desde la convocatoria a las elecciones en ATEN a esta parte, han habido varias reuniones de la oposición para discutir cómo conformar un Frente de la oposición para recuperar nuestro sindicato. Desde la agrupación Negra planteamos desde un principio la necesidad de reagrupar a las agrupaciones clasistas de ATEN para fortalecer un polo desde donde discutir la conformación de un Frente opositor antiburocrático, incluso con sectores más conciliadores como la Naranja, pero sin subordinarnos a su política. Para nosotros esta pelea incluye el programa a levantar, pero también un método de organización democrático, por eso propusimos realizar plenarios abiertos de la oposición para discutir programa y candidatos.

    La mayoría de las agrupaciones, empezando por la Naranja pero con el lamentable acompañamiento de nuestras compañeras del FIT del PO e IS, rechazaron de plano este planteo. Su política fue cerrar la discusión entre un par por agrupación, negando la participación del activismo, con un criterio increíble de utilizar como único parámetro para la conformación de una lista los resultados de las elecciones del 2010. Este criterio común entre la Naranja, el PO e IS (al que se sumó por conveniencia el PSTU, lo que le costó la ruptura de la mayoría de su Frente Índigo), aparte de lo burocrático que es de por sí, implica en los hechos darle “hegemonía” a la Naranja, que fue la agrupación opositora al FUS con más votos en 2010, aunque después se haya partido en dos. Por eso ahora IS salió con una propuesta ridícula de sostener el criterio de tomar sólo los votos del 2010 para sostener su acuerdo con la Naranja (y contra la Ámbar, la Rosa y la Negra), pero proponiendo una “interna abierta” en las escuelas para elegir entre la Naranja e IS quien encabeza en Capital. Presos de su acuerdo burocrático, ensayan cualquier salida desesperada.

    Fortalecer un polo clasista

    Frente a este panorama, desde la agrupación Negra volvemos a insistir en nuestro planteo de reagrupar a las agrupaciones clasistas y de la izquierda en ATEN. Planteo que empezamos a compartir con la Rosa, la Ámbar y la Turquesa de Zapala, al que llamamos a sumarse en primer lugar al PO y a IS, rompiendo su subordinación a la Naranja. Desde esta posición de fuerzas de los clasistas, podemos plantearnos como alternativa al FUS, incluso sumando a la misma Naranja pero sin subordinarnos a su política. Para volver a poner de pie a ATEN, en defensa de la educación pública, laica y científica y en defensa de los derechos de las y los trabajadores contra todos los ataques del gobierno.