• Hacia una lista clasista en la CTA

    Data:2010.07.22 | CategoríaBuenos Aires, Elecciones CTA 2010, Nacional | Etiquetas:

    Por: Tito Bustos (Delegado General Junta Interna ATE – IOMA)


    El sector de la CTA liderado por Víctor De Gennaro, prepara para el 31/7 el Acto para proclamar sus candidatos. Con la consigna “Yasky conducción” el otro sector sigue pintando paredes y marcando territorios propios. Mientras, algunos dirigentes como Milagro Sala, llaman a la unidad de las dos listas. En el mismo sentido, en varias seccionales, como la de Neuquén, referentes de ambas partes, buscan acuerdos locales para preservar sus puestos, prescindiendo de la disputa nacional.

    La disputa está a pleno y hay una gran pelea de aparatos. Los sectores kirchneristas encolumnados con Yasky cuentan con frondosos padrones de los “movimientos sociales” aportados por Depetri, D´Elía, y la “colaboración” de intendentes K. De Gennaro quiere hacer valer la estructura de la CTA, y viene enfrentado a los que desde su propia tropa, impulsan acuerdos seccionales: “vamos a presentar una lista en todos los cargos de la Central. Y si ellos no tienen gente, es un problema de ellos (…) ¿cómo se entiende que el tipo fuera a decir que le da lo mismo que a nivel nacional sea una política o la otra, mientras él tenga su pedacito? Ese no es nuestro”. (De Gennaro, en Plenario de su agrupación en ATE Capital, 13/7). El discurso de confrontación aumenta a medida que se acerca el cierre de listas.

    El MST y la CCC–PCR, que en Ctera son parte de la Lista Lila, realizaron “una propuesta programática y de conformación de listas al sector de De Gennaro y Michelli, para ver si hay bases con miras a un acuerdo de unidad”. La CCC y el MST plantean que “este sector, por su peso específico en la central, tiene una gran responsabilidad en la articulación de la lista amplia y unitaria que se necesita”. En caso de que De Gennaro acuerde con Yasky, estos sectores, llaman a “conformar una tercera lista” (Alternativa Socialista N° 526). El oportunismo de estas corrientes ya no tiene límite, pero permite ver claro a dónde lleva la política de la llamada “unidad de todos contra el gobierno”. Estos mismos sectores son los que denuncian por “sectarios” a quienes planteamos una perspectiva clasista en los sindicatos.

    El PO, que en las elecciones de Ctera esperó en vano un llamado de la Lila para hacer una lista común, espera ahora con un programa mínimo una supuesta ruptura de los sectores degenaristas. Han planteado en las reuniones en el Sutna, que el eje hay que ponerlo en planteos coyunturales como la reapertura inmediata de la paritaria, esperando una confluencia mayor que lo “abstracto” del programa clasista.

    Por un plenario clasista

    Pese al impulso que originalmente se le había dado a la constitución de un Frente de unidad clasista, no hay hasta el momento avances en ese sentido. El Sutna San Fernando convocó a dos reuniones con ese fin, que no han permitido avanzar en pasos concretos. El PO se retiró de la primera producto del fracaso de un llamamiento en común. Lo mismo sucedió en la segunda reunión, donde pese a que la inmensa mayoría de los presentes se pronunció por impulsar el llamamiento a un Plenario clasista, el MAS, a través de su delegado de Fate, en nombre del Sutna San Fernando, se opuso contraponiendo la constitución de una “Mesa chica”. Además, al igual que en la primera reunión, se intentó forzar la designación del candidato a Secretario General de la lista, antes de reunir a todas las fuerzas que la impulsarán, previo a llegar a acuerdos programáticos, y negándose desde ya a convocar a Plenarios de la Lista, para que toda la militancia discuta el programa y sea parte de la decisión de los dirigentes que integrarán esa Lista.

    Desde la Lista Marrón de la CTA, con presencia en la mayoría de los gremios de la Central, impulsamos un pronunciamiento que ya firmaron alrededor de 150 dirigentes y delegados de diversos gremios de la CTA, para poner en pie una lista clasista que enfrente tanto a Yasky como a De Gennaro, que levante un planteo de independencia política de los trabajadores y un programa de lucha, organización y movilización de los trabajadores y el impulso a un gran Plenario nacional. Se acerca el cierre de lista el 5 de agosto y hay que dar pasos en este sentido. Redoblemos la militancia en pos de este objetivo.