• Las dos alas de la CTA , responsables de la derrota de los obreros de Paraná Metal

    Data:2010.10.03 | CategoríaComunicados, Nacional | Etiquetas:

    Luego de más de un mes de una ejemplar lucha, en la que los trabajadores de Paraná Metal organizaron manifestaciones de miles de compañeros, lograron conquistar desde las bases un paro de la seccional, mantuvieron un gran corte de la autopista Rosario-Buenos Aires durante un mes y realizaron acciones comunes con los trabajadores de Sancor y estudiantes de Villa Constitución, San Nicolás, Rosario y Capital, y ante el callejón sin salida al que fue llevando la Comisión Directiva de la UOM Villa Constitución y la CTA , desorganizando la lucha, los obreros de la autopartista se vieron obligados a aceptar las condiciones de un «acuerdo» que incluye más de 600 despidos. El acuerdo implica que solo entren 220 obreros (con 80 supervisores) con suspensiones rotativas por 6 meses, y que luego quede un plantel de 220 con suspensiones efectivas para todo el resto por 6 meses, quedando desvinculados. Además, la empresa desafecta a los compañeros de contratistas.

    Entre otras cláusulas antiobreras que consagra el acta aprobado en una tensa asamblea en sede de la UOM , la negrera patronal deja claro que se reduce el número de delegados de acuerdo al nuevo plantel, y que los delegados no tienen potestad de tomar medidas dentro de la planta, lo cual es completamente ilegal. En todo este tiempo de prácticas extorsivas y antisindicales, que incluyó el lock out para imponer 600 despidos, Cristóbal López contó con el incondicional apoyo y aval de los gobiernos de Cristina y de Binner, que son los principales responsables de que despidan 600 metalúrgicos, así como permitieron que cierre Mahle.

    Las dos alas históricas de la UOM Villa , la de Alberto Piccinini (apoyada por Pablo Micheli) y la de Victorio Paulón, avalada por Yasky y los K, fueron responsables de desorganizar y debilitar esta lucha, traicionando a los metalúrgicos de Villa. Piccinini y la directiva de la UOM Villa , no dieron continuidad a un plan de lucha, se negaron a luchar por un paro nacional de la UOM , debilitaron y vaciaron el corte de la autopista, acapararon la información y lograron que se extienda el hambre y la desmoralización. Paulón y la Comisión Interna de Acindar que él orienta, militaron denodadamente para que no entre en escena como batallón de apoyo, el poderoso bastión obrero de esta fábrica, ayudando a la división de loa metalúrgicos de la región, que demostraron sobradas muestras de querer unirse.

    Correlativamente, las dos alas de la CTA , solo utilizaron la lucha de PM como latiguillo electoral, pero se negaron completamente a lanzar un plan de lucha para que gane esta lucha que gozaba de una gran popularidad regional y nacional. Micheli, que había prometido que habría paro si no se resolvía luego de las elecciones de la CTA , se negó a convocarlo y a mencionarlo, y es corresponsable de una traición que llevó a cientos de despidos.

    De la UOM Nacional solo se puede decir que, con Brunelli y Caló a la cabeza, militó por el desgaste y la derrota, mientras que la CGT regional condenó al conflicto: “casualmente” un día antes de que se acepte la asamblea, el Secretario General de la CGT Santa Fe afirmó que Paraná Metal era “inviable” con todos los obreros adentro, los mismos argumentos que Cristóbal López…

    Desde el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), que impulsamos la Lista 4 Marrón Clasista en la CTA , aportamos desde el primer día con la resistencia metalúrgica, colaborando con los compañeros en sus planes de lucha, juntando plata en facultades y lugares de trabajo, bloqueando el casino, yendo con una fuerte delegación en el acto del 15 de agosto, proponiendo a los estudiantes de Capital que la marcha de 20.000 personas de la Noche de los Lápices, la encabecen los obreros de PM, luchando para imponer el paro solidario de Acindar. Asimismo, permanentemente compañeros de Kraft-Terrabusi, Zanon, Astillero Río Santiago, docentes y decenas de metalúrgicas acercaron su solidaridad y aportaron al fondo de lucha. Estamos tan orgullosos de estos modestos aportes a los combativos metalúrgicos, como tan concientes de que hay que redoblar la lucha contra dos alas de la CTA que dedican miles de horas a pensar un fraude, antes que a ayudar a que un conflicto triunfe. La gran experiencia que han hecho los compañeros de PM, de ninguna manera es en vano y, aun con el pérfido rol de la CTA (ambas alas), la UOM , la CGT , Cristina y Binner, serán capítulos que ayudarán a poner en pie un nuevo movimiento obrero clasista y antiburocrático con el que el PTS y la Lista 4 de la CTA busca colaborar y confluir.