• Hospital Alvarez: la salud de los trabajadores de la Salud

    Data:2010.10.07 | CategoríaCapital, Estatales | Etiquetas:

    Entrevistamos a dos enfermeras del Hospital T. Álvarez. Este reportaje refleja como la salud de los trabajadores de la salud está siendo atacada a través de los bajos salarios y la obligación de realizar doble turno. Además demuestra cómo la salud de los pacientes, trabajadores contratados o desocupados, es aún más grave que la del resto y denuncia cómo el servicio de Medicina Laboral es contrario a los intereses de la clase trabajadora.

    ¿Cuáles son las medidas de seguridad y salubridad que se toman en el hospital para preservar la salud de los trabajadores?

    Maru: Ninguna. Estamos desbordados por el exceso de trabajo, y esto repercute directamente en nuestra salud física y psíquica. Nuestro estado de ánimo se ve alterado todo el tiempo. ¿Cómo podemos sentirnos si en lo que va del año murieron 9 compañeros? Todas las causas tienen un denominador común: estrés, hipertensión, ACV, infartos.

    Ale: En este servicio somos ocho enfermeros. En este momento hay seis con licencia médica por las mismas causas. También hay casos de adicción a distintos psicofármacos que se usan para soportar los ritmos de trabajo. Existen enfermedades laborales especificas de nuestras tareas: tendinitis, várices. Además el mismo estrés nos baja las defensa y somos más propensos a contraer enfermedades infectocontagiosas, neumopatía, faringitis, conjuntivitis y tuberculosis, porque no contamos con infraestructura para aislar a estos pacientes. Otro padecimiento frecuente, tengamos en cuenta que nosotros movemos pacientes, son las lumbalgias, artrosis, problemas cervicales.

    Maru: Hace años que venimos haciendo módulos (doble turno) y esta modalidad de trabajo lleva más de 15 años, y a esta altura nuestro cuerpo se resiente.

    Ale: Cuando nos enfermamos tenemos que ir al Hospital Rawson para que nos justifiquen días de licencia, y siempre te dan menos de los que necesitás. Por eso las recaídas son peores. Los médicos laborales son lo peor, no respetan la vida de la gente, su trabajo es mandarte a trabajar.

    Ale: Trabajamos 14 horas porque con nuestro salario no nos alcanza para vivir. Muchas de nosotras somos sostén de familia. Al estar durante tanto tiempo metidas en el hospital se incrementan los divorcios, no vemos a nuestros hijos, nos sentimos culpables por estar ausentes del hogar.

    Maru: Otros eligen estar en el hospital antes que con la familia, porque ya no se sabe cómo compartir el tiempo con ellos. El trabajo se torna algo patológico. Un médico llamo a esto “hospitalitis”: trabajadores que no se pueden abstraer del trabajo en el hospital, de los enfermos. No sabemos tomarnos tiempo libre.

    Ale: Otro tema son los pacientes. Estamos atendiendo una cantidad de pacientes que ingresan con un gran deterioro, son trabajadores contratados o desocupados, que por falta de prevención llegan con descompensaciones generalizadas. En otros casos, el deterioro se da porque en sus lugares de residencia no cuentan con hospitales con la infraestructura adecuada.

    ¿Cómo creen que se podría resolver esos problemas de insalubridad?

    Maru: trabajando las 7 horas que por ley corresponde, pero ganando un salario acorde a nuestras necesidades.

    Ale: también resolviendo el problema de las jubilaciones. Acá hay muchos compañeros que no quieren jubilarse porque cobrarían el 50% del salario.